> NOTICIAS

2009/08/08
“WHITE KING AND RED QUEEN” de Daniel Johnson
alfiler
AFC-Ajedrez

Hace unos meses, allá por diciembre, me regalaron este libro, que había permanecido en una estantería desde entonces. Los días del verano son idóneos para el disfrute de la lectura. Me ha parecido interesante compartir con vosotros algunas notas, porque es el típico libro que no creo que se traduzca al español, debido a lo reducido de su público potencial. 

Sin ser un libro de ajedrez (no hay un solo diagrama o partida) es un libro que trata sobre el ajedrez. En especial sobre el ajedrez y la Guerra Fría. Lo escribe Daniel Johnson, que fue corresponsal del Daily Telegraph (despectivamente llamado Daily Torygraph, para los que entiendan el chiste) que trata de dar una aproximación desde la ciencia política y la historiografía a la historia del ajedrez del siglo XX. 

Si lo consigue o no, es discutible. Es interesante afrontar libro conciendo el origen ideológico del autor, que proviene de la tradición conservadora británica, que ya de por si no simpatiza con Rusia desde tiempos anteriores al bolchevismo. A lo largo de las páginas, deja constar su admiración por los héroes de la libertad: Ronald Reagan, Margaret Thatcher e incluso José Mª Aznar López. Y esto puede chocar con otras tradiciones liberales de Europa occidental, nada sospechosas de prosoviéticas ni comunistas. 

Uno de los problemas del libro es que está planteado como una justificación  a posteriori de la historia. Cae más veces de las debidas en la consabida falacia del historiador, y sin duda,  el que el escritor tenga su propia agenda política, no haya consultado fuentes originales (Johnson no lee ruso) ni haya hecho una investigación basada más que en fuentes secundarias (excepto una interesante entrevista a Sharansky), hace que no se pueda considerar una obra cumbre sobre el tema que trata, aunque no está exento de interés. En ninguno de los dos sentidos. 

El libro tiene algunas cosas buenas. Por la imagen de la portada creí que sería la enésima reedición del encuentro Spassky-Fischer de Reykjavik 1972, y un nuevo aprovechamiento de su valor metafórico. Quienes estén interesados en este encuentro deberían leer Bobby Fischer Goes to War, un libro de 2004, que tampoco está disponible en castellano y que Johnson da por bueno. Asume las teorías sobre la vida política de Regina Fischer –la madre del campeón- o la supuesta paternidad de Nemenyi. Algún día lo comentaremos en detalle este Bobby Fischer va a la Guerra en . 

En cambio, White King Red Queen recoge las historias paralelas del ajedrez soviético (primero ruso, desde Chigorin) y occidental, con especial énfasis en los maestros anglosajones desde finales del siglo XIX.  

Johnson encuentra un patrón interesante entre los maestros norteamericanos, entre los cuales incluye a Capablanca (lo cual sería discutible). Morphy, Pillsbury, Marshall, Capablanca…. Jugador nortemericano con talento, llanero solitario, llega a Europa y vence al establishment. 

La historia que hace del desarrollo del ajedrez en la Rusia zarista y tras la Revolución de 1917 es una de las partes más interesantes del libro. Desarrolla temas ya conocidos como la personalidad del comisario Krylenko y da una lista de jugadores purgados: Ilyn-Genevsky, Bohatyrchuk, Mijaíl Barulin, Konstantin Shukevich-Tretyakob. Mijaíl Platov. 

Hay un interesante capítulo dedicado a la figura de Botvinnik y otro al factor judío, un hecho a la vez conocido y no muy estudiado que creo que merecería un libro aparte. La mayor parte de la elite ajedrecística soviética estaba compuesta por judíos étnicos y sus relaciones con el poder, el antisemitismo que históricamente había existido en Rusia y perduraba y con los demás jugadores y el sistema parece un tema muy interesante. 

Un valor añadido es que, por ejemplo, la edición de bolsillo de que dispongo contiene interesantes fotografías, de valor histórico, de figuras como Tolstoy o Lenin jugando al ajedrez. Es una buena colección que embellece el libro 

La semblanza histórica del ajedrez estadounidense, basado en el talento, en el mercado. Etapas de esplendor, otras menos gloriosas, Fine, Reshevsky, Kashdan. 

Luego hay tres capítulos, dedicados a Fischer y a su ascensión al trono mundial, que dibujan a modo de epopeya troyana la biografía del genio estadounidense y recrea con detalle el duelo en tierras islandesas 

Otro capítulo menor refleja la competición entre ordenadores, en la que occidente acabó siendo superior a pesar de que los primeros estudios y programas se originaron en la URSS

Otra parte se dedica a los encuentros entre Karpov y Korchnoi. En ella se vuelve a las historietas que tan bien ha divulgado Leontxo García: “guerra de los yogures” “parapsicólogos malvados” “miembros de una secta meditando vestidos con túnicas de color azafrán”. Esta parte no me ha parecido tan interesante, porque creo que son historias tan oidas y leidas en los últimos 30 años que es difícil realmente encontrar algo nuevo. 

Por último se narra sucintamente la rivalidad deportiva de Kárpov y Kaspárov a lo largo de los años ochenta. De nuevo utilizando el poder metafórico del ajedrez “Breznev contra la Perestroika”. Hay una parte sobre la que no había leído con anterioridad y es la descripción de cómo Kaspárov y sus familiares y amigos tuvieron que huir de Bakú durante los conflictos étnicos de los años noventa. 

Mi valoración es que se trata de un libro que vale la pena leer con espíritu crítico. Muy recomendable para los interesados en la historia contemporánea del mundo y la del ajedrez. Una lástima que probablemente no se traduzca al español, pero estaremos atentos al rey blanco y la dama roja… 

Cosas que me gustaron: 

  • -Descubrir la historia de Natan Sharansky
  • -Aprender sobre los ajedrecistas purgados por el estalinismo
  • -Conocer detalles sobre las tensiones étnicas en el Cáucaso y la huida de Bakú de Garry Kaspárov
 

Cosas que no me gustaron: 

  • -Escribir sobre el pasado desde el conocimiento del presente (falacia de historiador)
  • -Excesivo punto de vista ideológico del autor, contra la URSS
  • -Valorar a los grandes jugadores y su integridad ante el tablero en función de su mayor o menor simpatía o compromiso hacia el PCUS

Archivado en: libros

Comentarios: 1
godsavethequeen - 10/08/2009 - 08:36:08h
lo que se aprende con la intertnet...

Escribe tu comentario

Nombre
Página web - Opcional

¿Cuántas casillas tiene un tablero de ajedrez?

afc@xakeweb.net